11 sept. 2016

¿Un reto imposible? De ti depende

Muchos de vosotros no conocéis a Javier de Pablo, incluso mucho de los padrinos tampoco porque rara vez ha podido venir a las comidas.
Llegó a nosotros de casualidad y por Twitter: Un día, en el 'timeline', vi una foto, la abrí y era un tuit de Cristina. Al ver su perfil, me enteré de que era responsable de proyectos en Global Humanitaria, le pregunté y me puso en contacto con Aidén, quien me invitó a las oficinas para conocer los proyectos. No me lo tuve que pensar mucho. Para mí era una oportunidad para hacer algo que siempre había querido hacer y aportar de esta manera mi granito de arena para ayudar a personas que realmente lo necesitan”.
Sin embargo, este ingeniero industrial y gran deportista madrileño se ha propuesto ir aún más lejos. Quiere afrontar todo un reto: correr dos Ironman seguidos para lograr la alfabetización de las mujeres de Dema, en Costa de Marfil. ¡Ahí es nada!
Para ello, ha colgado una petición en la plataforma de microfinanciación Migranodearena.com (en el enlace, tienes el acceso directo para donar). El objetivo es de lo más ambicioso. Ni más ni menos, que conseguir todo el dinero necesario, 6.525 euros, para sacar adelante el proyecto.
A Javier, que siempre ha corrido por disfrute, se le ocurrió que, como padrino, podía aprovechar las carreras para ir más allá y contribuir en una causa social para ayudar a los demás. Y para quién mejor que para Bodouakro”.
Entonces se enteró de un proyecto que en el que también estamos implicados: el de dotar a las mujeres de Dema de la necesaria educación para que hagan una gestión económica de sus pobres recursos más eficiente y eviten los abusos de personas sin escrúpulos que ven en ellas víctimas fáciles para robarles parte de sus ganancias.
Debes tener en cuenta la enorme importancia para ellas que supone este esfuerzo. Las mujeres se agrupan en cooperativas para ayudar a la economía familiar. La falta de recursos hace más difícil la escolarización de los niños.
Dándoles las herramientas necesarias para sacar el rendimiento que se merecen por su trabajo, matamos dos pájaros de un tiro. Por un lado, mejoramos la paridad entre sexos en materia educativa; y por otro, conseguimos que, gracias a un mejor aprovechamiento de los recursos, puedan enviar a sus hijos e hijas a la escuela, sabiendo, además, que ellas ya sí saben valorar la importancia de este hecho.
Desde luego, se trata de un reto importante. Pero Javier, como buen deportista, está acostumbrado a ellos y siempre buscan dar un paso más, llegar más lejos, más alto y más fuerte.
Si no conoces qué es un Ironman, difícilmente te darás cuenta del enorme esfuerzo que supone para una persona.
Esta prueba, que nació a finales de los años 80 en Hawai, comprende, a su vez, tres disciplinas deportivas: natación, ciclismo y maratón. Es decir, participan verdaderos hombres y mujeres de acero, capaces de recorrer casi 4 kilómetros en el agua, 180 sobre una bicicleta y más de 42 corriendo. 
Y aquí vamos a la enormidad que se ha propuesto nuestro padrino protagonista. Hacer dos seguidos: el de Mallorca, el 24 de septiembre, y el de Barcelona, que es el 2 de octubre. Esto es, aproximadamente, ¡¡8 kilómetros a nado, 360 en bici y 84 de maratón en dos semanas!! Y todo por ellas.
Imaginarás que el entrenamiento que está realizando Javier es importante, como nos explica a continuación: Al principio me preparaba yo mismo, pero en seguida aprendí de mis errores y en un Campus de Triatlón organizado por el triatleta olímpico Omar Tayara y Ramón Ejeda, conocí a Fernando Sancha, un entrenador personal especializado en largas distancias y grandes retos como el que tenemos ahora mismo encima de la mesa”.
Además nos dice cómo es su día a día: Fernando, cada domingo, me envía desde hace 6 meses todos los entrenamientos semanales según mi evolución. La media semanal de entrenamiento para mi nivel de aficionado es de unas 3 horas diarias complementándolos unas 5 horas los fines de semana con las salidas de bicicleta. ¿Qué se hace en ellos? Natación, Ciclismo, correr, pesas,…y muchos días se combinan, por ejemplo 3 horas de bicicleta y luego correr 16km con series”.
También cuenta con la ayuda de un osteópata deportivo y de mi amigo Pablo Lucero que cada semana se encarga de dejarme las piernas apunto y finalmente David Crespo, nutricionista  que se encarga de acondicionar la alimentación a los entrenamientos. Aún no sabemos si saldremos con vida”.
Está visto que al elenco de grandes ironman españoles, como Eneko Llanos, Iván Raña y Miquel Blanchart, hemos de unir el de Javier de Pablo.
Le hemos pedido, por último, que te intente convencer para donar dinero al proyecto: No podemos elegir dónde nacemos, pero sí ayudar a las personas que lo necesitan. Por eso me gustaría contar con tu apoyo para que, entre todos, aportáramos nuestro granito de arena. Por mi parte, a pesar de que el cuerpo no se recupere entre una carrera y la otra, lo voy a dar todo para acabar. Así que ¡¡¡os espero a tod@s en la línea de meta en Mallorca o Barcelona!!!

Como bien dice, muchas gracias. ¡¡Vamos a conseguirlo!! Gracias a ti, Javier. No nos cabe la menor duda de que será así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario