15 abr. 2019

NÖEL LLEGÓ CON BERMUDAS A BODOUAKRO

Este año Nöel se ha retrasado. No por culpa de atasco aéreo ni falta de revisión técnica de trineo.
La tardanza en la entrega de regalos se debió a la huelga de profesorado a nivel nacional en Costa de Marfil. Dos meses han estado los niños sin asistir a la escuela, dos meses que aprovecharon para ayudar a sus familias en los campos e ir a visitar a familiares en otros campamentos.
Pero como todo (seguro que muchos rezaron para que no ocurriera) la huelga acabo y hubo que volver a clase. 
Y llegó el día que no esperaban ya: 



Ayudante de Nöel con los regalos.  Muy bien, y ahora… ¿cómo los llevamos? 
Menos mal que siempre encontramos a gente dispuesta a ir por esos caminos y que tiene una, ejem ejem, “furgoneta” 

Llegada a la escuela de Bodouakro y descarga. Aquí ayuda todo el mundo.
¿Qué trae Nöel este año? ¿Qué hay dentro de las cajas? 


Libros para el CP2 CE1 y CE2, pizarras y tizas para 258 niños. Arroz, tomate y spaghetti para cada niño de la escuela. Para todos y cada uno de ellos.  
Y aquí os dejo ya las fotos de la entrega. Maravillosas caras llena de ilusión y sorpresa. 













GRACIAS MADRINAS Y PADRINOS DE BODOUAKRO, PORQUE FUE VUESTRA SOLIDARIDAD LA QUE LO HIZO POSIBLE.


10 abr. 2019

Un día con Las Ritas solidarias y divertidas


Dice un proverbio africano: <<ayuda a un hombre y ayudarás a un hombre, ayuda a una mujer y ayudarás a una tribu.>>
Y eso es lo que hace Global Humanitaria, alfabetiza a mujeres en Costa de Marfil para que puedan aspirar a un futuro mejor, para ellas y para sus familias.

No amaneció el sábado muy “católico” en Cáceres, lluvia, algo de granizo, nervios, expectación e incertidumbre; pero allí íbamos a estar con Las Ritas en el Hotel Alfonso IX , en una de sus jornadas de tapas solidarias,  porque parte de lo recaudado iría destinado al proyecto de Global Humanitaria “Alfabetización de mujeres en Petit-Korhogo” en Costa de Marfil. Y como, aunque no estemos allí, nosotras nos sentimos marfileñas, estuvimos y lo pasamos de lujo. Aquello se desbordó un poquito pero como donde caben cien caben doscientos y allí había comida de sobra, el día no podía salir mal a pesar de la lluvia.


Las Ritas solidarias y divertidas
De todos es sabido que cuando se quiere se puede, y así fue, porque la compenetración entre Las Ritas y nosotras fue estupenda. Parecía que nos hubiéramos conocido antes de ese día y aunque todas ellas curraron mucho más que nosotras (justo es decirlo, puesto que nuestra labor principal era dar información a quien nos preguntara) ahí estuvimos para echarles los cables que necesitaron, que fueron más bien pocos.


La gente
Además, fue un día especial para nosotras, reunión de madrinas en busca de colaboraciones para poder aumentar el número de mujeres marfileñas que accedan a la escuela por primera vez, y para Las Ritas Solidarias y Divertidas porque cumplían un año desde su primer evento. 
Nosotras

Dar las gracias a todas y cada una de Las Ritas y a mis compañeras (Sara Solomando, Gaëlle Guerreiro, María Tejero, Aidén Calvo...) por convertir un día, que se presentaba desapacible, en especial.

Gracias a todos los que fuistéis ayer a nuestra convocatoria, nos llevastéis comida, os echastéis unas risas, bebistéis y compartistéis charla y solidaridad. Y al Alfonso IX y a su gente, por atendernos tan bien y por poner el broche con ese arroz negro exquisito.
A todos los que disfrutáis con esta pequeña aventura...gracias de parte de Las Ritas.



Elisa Blázquez - Estefi



12 mar. 2019

Te invito a formar parte de la familia de Bodouakro

Soy madrina del 1er proyecto de Cristina en Costa de Marfil: Bodouakro. 

Desde hace unos años, que comenzó este proyecto de apadrinamientos, he visto crecer el número de solidarios que apoyan este proyecto, a la par que veía cómo crecían los proyectos que dirige Cristina, de la mano de un gran equipo encabezado por Aidén, en Costa de Marfil: colegio, comedor para todos los niños, escuela de alfabetización de mujeres, otro colegio… (ver los proyectos y algunos padrinos)

Pero lo que hace especial este proyecto de Global Humanitaria, lo que hace que los padrinos de Costa de Marfil seamos un grupo involucrado, es cómo Global Humanitaria nos mantiene informados de cada paso a través del e-mail y de las redes sociales, pero, sobre todo, cómo Cristina y Aidén en esa comida que se hace un par de veces al año, donde nos juntamos en Madrid los que podamos, y ellas nos cuentan de 1ª mano los avances conseguidos y los sueños que entre todos podremos hacer realidad (ver aquí la última realizada, en octubre 2018)

Y sí, nos transmiten su entusiasmo y su amor por esa tierra y esos niños y mujeres que no han tenido tanta suerte como nosotros pero que podemos ayudar a que tengan una vida mejor. Cuando vemos lo que se ha realizado nos transmiten la confianza de que nuestro dinero no podría estar mejor invertido, pero cuando comparten sus sueños… ahí hacen que las ilusiones nos inunden y queramos dar un paso más allá e involucrarnos.

Por eso, este grupo de padrinos de ese proyecto inicial, hemos abierto un blog y perfiles en Twitter y Facebook (búscanos por BODOUAKRO) donde una madrina, Estefi, difunde lo que se va haciendo de forma totalmente altruista. En Navidades y comienzo de curso escolar realizamos un aporte extraordinario (los que puedan y lo que puedan) para ese extra que siempre viene bien (mochilas para el cole, mosquiteras para protegerse de la malaria, pollos para criar y mejorar su alimentación…) e incluso hay varios padrinos que han realizado eventos solidarios, a fin de recaudar un dinero extra para los proyectos de Costa de Marfil (desde vender bolsas o pulseras artesanales a subir el reto a todo un mercadillo, o un taller de yoga e incluso un partido de fútbol). En el aire está nuestro sueño: realizar un viaje juntos para ver Bodouakro y el resto de proyectos que estamos realizando en Costa de Marfil.

Porque de alguna manera, un trocito de África se ha metido en nuestro corazón. ¿Le abres el tuyo? 

¡Apadrina!

Envía un e-mail a Aiden y dile que quieres apadrinar en Costa de Marfil


20 ene. 2019

El Adarve, Papá Noel en Costa de Marfil

Aunque sólo fuese por eventos como el de hace un mes, por el que el Adarve donó a Global Humanitaria la taquilla ingresada por la visita de Las Palmas Atlético, nunca será el fútbol algo tan simple e insignificante como para reducirlo al desafortunado tópico de 22 tíos o tías dando patadas a un balón. El partido, que se jugó el 22 de diciembre, empezó sin embargo tres meses antes para algunos. Porque la iniciativa solidaria que lo rodeó, y aquí va el primer agradecimiento, surgió el 19 de septiembre en una comida, con un servidor a un lado de la mesa y Rodra, jefe de prensa del Adarve y colega de As, al otro. 




Quien conoce a Rodra, creo que no exagero si digo que es medio mundo, ya supondrá que fue él el padre intelectual de esta idea. Aquel día preguntó en el primer plato por Safi, 'mi niña' en Bodouakro, se interesó en el segundo por los muchos proyectos en África con el sello Global Humanitaria y en los postres ya tenía claro que había que organizar algo, ser parte de una solución hacia la que, aunque demasiado lento, se va avanzando.

Enseguida, lanzados por su mente de arco iris y fantasías, nos pusimos a darle forma a aquello, metimos a su Adarve de por medio y, cuando nos atascamos, aún acertamos a recurrir a quien había que hacerlo: Aidén, responsable de apadrinamiento en Costa de Marfil de Global Humanitaria. Entre ella, que por cierto estuvo -junto con Estefi, madrina de madrinas- el sábado del partido informando a los interesados en el Estadio García de la Mata, y Rodra hicieron realidad una ilusión que no supimos hasta pasadas unas semanas si se trataba de un acierto o de una tontería. 

También medió, y de qué forma, la directiva del Adarve, que empezó ofreciendo su total disposición y acabó donando todo el dinero recaudado y no la mitad, lo inicialmente acordado. El detalle, especificando que no se publicitara (mis disculpas, pero es de justicia hacerlo), demuestra la grandeza de un club tan humilde como generoso y tan solidario como alejado del postureo.



Al final, entre unas cosas y otras, en Navidades llegaron alrededor de 500 euros a Petit Korhogo (Daloa), donde Global Humanitaria está desarrollando un proyecto de alfabetización de mujeres que en su mayoría no habían tenido acceso previo a la enseñanza. Muchas gracias a todos los que lo han hecho posible... y que sean muchas más.






16 ene. 2019

Taller de yoga en familia

GRACIAS a las 17 familias que participaron en el taller de Yoga del sábado hemos podido contribuir al proyecto de Global Humanitaria España con el que más mujeres de Costa de Marfil podrán acceder a la educación que merecen  y que no tienen, porque han perdido sus derechos. 

Después de nuestra fantástica aventura en África conociendo a nuevas personas, animales, desiertos, selva, canciones, cuentos, juegos… hemos sido testigos de la suma del dinero recaudado, que hace un total de 258'40€ destinados íntegramente al proyecto de alfabetización de mujeres en Petit Korhogo, Daloa (Costa de Marfil). Ese pico de dinero es el resultado de que una niña pequeña rompió su hucha a favor de quien más lo necesita…

Aunque no es necesario viajar hasta África para reconocer la vulnerabilidad de ciertos sectores de la sociedad, sin duda la situación que se vive allí es de extrema necesidad. 
Desde que Fernando y yo apadrinamos a Salomon, hace más de dos años, no he dejado de pensar en cómo amplificar el grito de auxilio de tantas personas que nos necesitan. No están demasiado lejos pero a veces...parecemos sordos. 

El Yoga me ha permitido acercar esta realidad a más personas y por ello, me siento muy agradecida! Confío en que el Yoga es la semilla que hay que plantar para que nuestros corazones se hagan más y más grandes y puedan dar cabida a todas las personas que nos piden ayuda. 

Prestar ayuda, de forma desinteresada, nos hace más felices porque cuando damos no restamos, sumamos! Sumamos la felicidad de los demás, que ahora también la vivimos como propia.
Este taller ha sido sólo un pequeño paso en la senda hacia un mundo más amable con todos pero, sin duda, caminaremos juntos muchas más veces.

¡¡Gracias a todos por vuestra generosidad!!

Laura Garza

27 nov. 2018

Esa extraña palabra llamada implicación

Implicación: 
1.Consecuencia o efecto de un hecho o de un acontecimiento.
2.Participación o relación voluntaria en un asunto o circunstancia.

Sábado, 24 de noviembre, 7.30 de la mañana. Loli Iborra y Manel Peralta llevan un rato levantados, preparando los últimos detalles para dar comienzo a esta iniciativa que empezó hace 2 meses en la cabeza de Loli, lo que empezó como una reunión de 6 amigas, parece ser que casi se ha convertido casi en un banquete de boda!

 Hoy es el mercadillo solidario y tienen el cuerpo cansado de acarrear cajas llenas de ropa, montar potros con perchas, colocar mesas… y la cabeza llena de dudas. ¿Saldrá bien? ¿Vendrá gente? ¿Conseguiremos nuestro objetivo?  A pesar de los ánimos dados, a pesar del apoyo brindado en momentos de flaqueza por parte de otro grupo de padrinos, es natural el respeto ante un evento solidario.  

Por suerte cuentan con buenos amigos, personas tan solidarias como ellos y que están dispuestos a ayudar y a colaborar en lo que haga falta. Manel prepara con ganas e ilusión la caja y los tickets para poder venderlos todos! El lugar se encuentra en un local cedido por el Ayuntamiento situado en la C/ Rosselló i Porcel de Barcelona. La primera en llegar es  Maika Roldán, recién operada  y aún así colaborando como la que más, una auténtica jabata, llegó con sus maravillosas tartas, Manuel Iborra con sus manos cargadas de aperitivos, Magdalena García (madre de Loli y Manuel),  con las bebidas, Roxanna con el cava,  Cristina Martínez, haciendo la comida para más de 40 personas, estaba espectacular y buenísima! Montse la hermana de Mayka que es una artistaza y quiso colaborar haciendo un atrapasueños precioso y que también cedió para poder venderlo y colaborar en este proyecto… en fin… la verdad es que todos, absolutamente todos, colaboraron, tanto repartiendo la comida, como recogiendo los platos… tiene suerte de tener amigos así! Es un verdadero privilegio!


Comienza el trajín de colocar las prendas en lugares visibles, ponerles precio. Y la sorpresa de que antes de que se abra el mercadillo a la 13.00 ya hay gente esperando en la puerta para entrar!... madre mía que nervios! Todavía quedan cosas por hacer y la gente ya quiere entrar para comprarlo todo!

No solo fue mercadillo solidario, también hubo comida para más de 40 personas conscientes de que el precio del menú iba destinado a sufragar el proyecto que Global Humanitaria tiene este año en Costa de Marfil, la alfabetización de mujeres en Petit Korhogo. Todos movidos por esa extraña palabra llamada implicación y solidaridad con los que menos oportunidades tienen y siendo conscientes de lo afortunados que somos todos, por el simple hecho de haber nacido en un lugar u otro del mundo. 

Se abrieron las puertas. Tiempo de compras solidarias y música en vivo del dúo Yuca al Caliu, formado por una parejita llamados Laura y Chen, que también quisieron colaborar de forma desinteresada, con su maravillosa música en directo.

TODO. Se vendió todo. Hasta las pinzas que sujetaban algunas camisetas. Han recaudado cerca de 1.200 €. Tremendo.








Loli Iborra y Aidén Calvo.

27 oct. 2018

La solidaridad y las personas, protagonistas de la X Comida de Padrinos de Bodouakro

Teníamos muchas, pero que muchas ganas. Por fin, se celebró la Décima Comida de Padrinos de Bodouakro y se notó que hacía casi un año de la última. Daba gusto saludar a tanta gente solidaria que, a estas alturas, ya se han convertido en amigos.

Esta vez el lugar elegido fue el restaurante El Coto del Casar, en la calle Corazón de María, 30, de Madrid. Hemos de agradecer a Andrés y a todo su equipo el trato, las facilidades y el excelente menú que degustamos porque nos sentimos como en casa, algo difícil de conseguir si no se cuenta con la profesionalidad y simpatía de los camareros que nos atendieron: un lujazo que, muy probablemente, no será la única vez que disfrutemos.


Y hablando de comida, uff, es difícil elegir qué estaba más rico, si el paté del Coto con puré de higos, la ensalada de quinoa y guacamole o esas croquetas caseras de jamón ibérico, de queso y de morcilla. Creo que no dejamos ni las migas. De segundo, a elegir, comimos cordón ibérico con verduritas al wok, o bien bacalao al pil-pil. A pesar de que ya estábamos llenos, también cayeron sin problemas. Y, para terminar de la mejor forma, una tarta de chocolate deliciosa. Por supuesto, todo ello regado con buenos caldos de La Rioja, cerveza o lo que cada uno decidiera pedir.



Desde luego, como verás, nos cuidamos mal... aunque había una buena razón: teníamos que coger fuerzas para ir, a continuación, a darlo todo al karaoke Katakana. Pero no te cuento más; lo que pasa en la comida de padrinos, se queda en la comida de padrinos.

Otra vez más, diecisietecosas cosas nos mandó, para recaudar dinero, esas maravillas que crea y que ha reunido, para nosotros y para ti también, por supuesto, en la colección África. Colgantes y gargantillas con el continente de nuestros ahijados y ahijadas, otros con la cara de un leopardo, pulseras, llaveros,... todo un surtido del que creo que ha quedado poco por vender. De hecho, incluso otros clientes que estaban en el Coto del Casar, también se decidieron a comprar el producto. Muchas, muchas gracias, de parte de todos los padrinos, a esta artista por ayudarnos.


Sin embargo, lo mejor fueron dos cosas. Por un lado, las personas. Aunque faltaron muchos, a los que echamos de menos, como nuestra directora de proyecto, Cristina Saavedra, hubo grandes refuerzos (nos apuntamos cuarenta y uno, ni más ni menos). Algunos venían de nuevas y no sabían dónde se estaban metiendo, pero disfrutaron como el que más y ya son parte de la gran familia de Bodouakro. 

Bienvenidos a todos los que terminaron apadrinando. Daba igual la procedencia, Galicia, Cataluña, Valencia, Extremadura, Madrid,... lo importante fue y es la gente y su generosidad, que demostraron de largo.

Y, por otro lado, que lo que recaudamos consiguió pagar las matrículas de nuestros niños para el presente curso escolar que acaban de empezar. Todos ellos, más de trescientos, podrán disfrutar de la educación que se merecen. Es, sin duda, la mejor noticia.

Quiero agradecer, desde estas líneas, que esa pedazo de coordinadora de padrinos que es Aidén Calvo, nos permitiera a algunos de nosotros organizar la comida y nos diera los consejos pertinentes para que todo saliera tan bien como salió.

Es de recibo mencionar a mis compañeras organizadoras. A Helena, que se lo curró conmigo y se encargó de cobrar en la puerta del restaurante; a Estefi, que estuvo ahí para diseñarlo todo tan bien como lo hizo y del contacto con diecisiete cosas; a Gaëlle, por encargarse de las ventas; y a María Tejero, por hacer las cuentas y que cuadrasen a la perfección. Con semejante equipo, el éxito estaba asegurado.

Ya estamos deseando que llegue la próxima. Mientras tanto, tú que nos lees y que aún no te has decidido a apadrinar a un niño o a una niña, ¿a qué esperas? Ya sabes que nos encantará tenerte en la familia Bodouakro.

Solo puedo terminar con un ¡¡gracias a todos y por todo!! Nos vemos pronto, seguro.