29 may. 2016

Sonrisas esperadas.

Después de mucho leer al resto de padrinos, de compartir sentimientos y ver cómo coincidimos en esa felicidad que supone recibir carta de nuestros ahijados, me atrevo a escribir unas líneas contando un poco toda esta experiencia de apadrinar. Para quien pueda estar interesado.


Lo primero que te llama la atención es lo bien estructurado que lo tiene todo Aidén, la forma de escribirnos por e-mail hace que esas cartas se esperen con ansia, cada vez supone felicidad, cada vez es irrepetible...

Estos peques nos dan mucho más de lo que aportamos cada mes, en unas líneas te ganan el corazón, pasan a ser de tu familia, se convierten en un enlace emocional difícil de repetir.

Les ha tocado una vida dura y con su día a día o con sus sonrisas en esas esperadas fotos, te demuestran que la felicidad no es tener. La primera vez que les escribí me comían los nervios, no sabía qué decirle a un niño de diez años. Por suerte al ver sus respuestas, esos nervios desaparecen para transformarse en complicidad, donde te agradecen el interés y el cariño que les demuestras.

Pues bien, no sólo supone felicidad apadrinar, te dan mucho más, la posibilidad de darles una vida mejor o intentarlo al menos, de abrirles puertas donde la vida se las cierra, de  ser alguien especial para ellos, de formar parte junto a otros padrinos/madrinas de un proyecto ilusionante y todo a cambio de un poco de voluntad.

Después de recibir la carta y esa felicidad que trae consigo, tienes las fotos, puedes ver lo importante que son para ellos las cartas y fotos que les envías. Como dice Aidén, todo un acontecimiento.

 Pensar que unas líneas donde les preguntas pueden significar algo para ellos y poder verlos es un lujo, casi lloro de alegría al ver la última foto que me mandaron, donde sonreía por primera vez, algo que ya forma parte de mi memoria. Así que solo me queda daros las gracias por dejarme formar parte de algo tan especial...

3 comentarios:

  1. Gracias a ti Cristian,en el nombre de estos casi 300 niños y de todo el equipo, por querer formar parte de Bodouakro y darnos la oportunidad de conocerte.

    ResponderEliminar
  2. Olé por esos padrinos tan especiales; no dejemos que se queden en 300, sumemos corazones y fuerzas para que sean 1.000 💙

    ResponderEliminar
  3. Gracias por vuestras palabras 😊...
    Cuantos más sumemos más fuerza tiene el proyecto...

    ResponderEliminar